sábado, 15 de diciembre de 2012

Esferas de sobrevivencia para enfrentar el 13 Báktun

Liu Qyuan, de 45 años, exagricultor reconvertido en la fabricación de muebles, examina su última creación, una esfera de siete metros de diámetro bautizada 'arca de Noé', concebida para resistir a las peores catástrofes.

"La esfera no tendrá el menor problema, incluso con olas de 1.000 metros de altura. Es como una pelota de ping-pong: pese a que su piel es fina, puede resistir mucha presión" asegura a AFP su creador, en su taller de Qiantun, a una hora de Pekín.

Las siete bolas, ya terminadas o en curso de serlo, están compuestas por un casco de fibra de vidrio y una armadura de acero. Cada una ha costado 300.000 yuanes (37.000 euros) y están equipadas con botellas de oxígeno y reservas de agua y alimentos.

También tienen cinturones de seguridad, esenciales en caso de tempestades. Liu los ha probado, pidiendo a sus asistentes que agiten vigorosamente un arca en la que él mismo se ha instalado.

"Estas embarcaciones están concebidas para poder transportar a 14 personas, pero es posible que hasta 30 personas puedan sobrevivir en su interior durante dos meses", explica. El aislamiento es tan bueno que "una persona podría vivir cuatro meses en su interior en el polo norte o sur sin congelarse o ni siquiera tener frío", asegura Liu.

Los habitáculos disponen de lo esencial del confort doméstico, con una mesa y una cama, y están empapelados con papel floreado.

Liu Qiyuan cuenta que tuvo la idea de fabricar estos refugios después de haber visto la película 'hollywoodense' de catástrofes '2012', basada en el fin del mundo del próximo 21 de diciembre, según una presunta cuenta atrás de 5.000 años del calendario maya.

"Si realmente se produce un apocalipsis, podré decir que habré contribuido a la supervivencia de la humanidad", se congratula este discípulo póstumo de Noé.

El temor a un 'fin del mundo' se ha extendido en China, donde en dos distritos rurales se han agotado las velas, ya que sus habitantes están convencidos de que el sol no volverá a levantarse tras el solsticio de invierno, según la agencia China Nueva.

En la provincia oriental de Zhejiang, un empresario recibió 21 pedidos para embarcaciones de supervivencia, que fueron igualmente vendidas como 'arcas de Noé' por cinco millones de yuanes (610.000 euros) cada una, según el diario China Daily.

En el otro extremo del país, en Xinjiang (noroeste), un hombre declaró a AFP haber invertido todos sus ahorros, unos 120.000 euros, en construirse un barco, porque teme que su casa sea arrasada por un diluvio.

Las autoridades chinas han reaccionado con mensajes tranquilizadores: "El supuesto fin del mundo es un rumor", según un mensaje de la policía de Pekín en internet, en el que se pide a la población que se remita a "conceptos científicos".

Las esferas de supervivencia de Liu tienen un origen basado en una real tragedia: la idea de utilizarlas contra catástrofes le vino tras el tsunami en el océano Índico de 2004, que causó cerca de 250.000 muertos.

Pese a que se acerca la presunta fecha fatídica, Liu Qiyuan, casado y padre de una niña, no ha podido vender ninguna de sus creaciones y teme no poder devolver los créditos que pidió para construirlas. "He invertido más de la mitad de mis ahorros en estas esferas, porque vale la pena, es para salvar vidas", explica.

Para demostrar su resistencia, se introduce en una de sus esferas y pide a uno de sus asistentes que choque contra ella a bordo de un camión. Resultado: una pequeña rayadura en la superficie de la bola.

El inventor saca la cabeza por una ventanilla, satisfecho: "¡Ningún problema, no he sentido nada!"
A pocos días del apocalipsis supuestamente anunciado por el calendario maya, un ciudadano chino asegura haber encontrado la solución ante el fin del mundo: refugios esféricos de alta tecnología capaces de resistir diluvios, tsunamis o terremotos.

A pocos días del apocalipsis supuestamente anunciado por el calendario maya, un ciudadano chino asegura haber encontrado la solución ante el fin del mundo: refugios esféricos de alta tecnología capaces de resistir diluvios, tsunamis o terremotos.

martes, 11 de diciembre de 2012

Cascanueces latino


Esta versión de la obra de Piotr Ilich Tchaikovski (1840-1893), creada por la escritora puertorriqueña Carmen Rivera y llevada al escenario por la conocida coreógrafa María Torres, se presentará el próximo jueves y domingo en el Poets Den Theater.

El cascanueces latino se desarrolla en El Barrio latino de Harlem, y está marcado por los ritmos de la plena puertorriqueña, la rumba y la salsa fusionados con música clásica.

El argentino Raphael Benavides, que fundó y dirige el Poets Den Theater, pidió a Rivera, autora de varias obras conocidas como Julia de Burgos: Child of Water, La gringa y el musical sobre la fenecida cantante La Lupe, una versión de este popular cuento navideño al percatarse de que los latinos no contaban con su propia historia.

Por su parte, Torres, de origen puertorriqueño, con experiencia en Broadway, cine y televisión, ya diseñó la coreografía para Dance with me, con Chayanne y Vanessa Williams.

"Raphael me dijo vamos a crear algo de nuestra historia, así que vamos a ver a los Rodríguez, una familia puertorriqueña del Spanish Harlem, que sustituye a la familia alemana Stahlbaum, que prepara la fiesta de la víspera de la Navidad con sus hijos Clara y Fritz", dijo Torres.

El cascanueces latino se compone de escenas cortas de varias obras, encabezada por este popular clásico, cuya versión completa se presentará en diciembre de 2013 en el Poets Den Thater ya que aún se trabaja en la composición de la música, y de un homenaje a las mujeres con música tradicional del medio oriente, interpretada por María Tzur, una bailarina de danza del vientre.

Al igual que los Stahlbaum, los Rodríguez se preparan para celebrar la Navidad, pero, en esta versión, reciben una parranda (como se llama en Puerto Rico al grupo de amigos o familiares que sorprenden con música a los moradores de una casa), que es el punto de partida para el inicio de la obra.

Torres destacó que este espectáculo marca el debut de su compañía de baile, formada en su mayoría por bailarines latinos de formación clásica.

La coreógrafa cuenta en este proyecto con el bailarín clásico puertorriqueño José Serrano, primer bailarín del Miami City Ballet y del Colombia City Ballet en Carolina del Sur, y que se mudó a Nueva York atraído por el Cascanueces latino.

"Le he entregado mi vida completa a María Torres", dijo Serrano, que agregó que es la primera vez que trabaja en un proyecto que fusione la música clásica con la popular, y, para ello, explicó, necesitaron bailarines de formación clásica, pero latinos.

Torres se mostró feliz por haber cumplido su sueño de tener su propia compañía de baile con la que busca enseñar a jóvenes latinos todo lo que ha aprendido en Broadway.

"Quiero traer Broadway a El Barrio, a mis raíces", dijo la coreógrafa, en referencia a que la compañía tendrá un año de residencia en el Poets Den Theater, donde impartirá cursos y continuará trabajando en el proyecto de El cascanueces latino.

Destacó que con la compañía, que es parte de su María Torres Emerging Artists Foundation, que copreside con la actriz Vanessa Williams, busca ver más de su gente en Broadway.

"Yo comencé como bailarina, pero para llegar donde estoy ahora tuve que aprender cómo trabajar en el mercado americano, fuera en Broadway o en la televisión, donde siempre veía muy poca de nuestra gente", agregó la coreógrafa.

Encuentro con el Migrante 2012



Migrantes guatemaltecos residentes en Estados Unidos sostuvieron varias ruedas de negocios con empresarios locales con el objetivo de hacer inversiones.

Durante el “Encuentro con el Migrante 2012”, 74 connacionales migrantes sostienen ayer y hoy reuniones y ruedas de negocios con 200 empresarios en el país.

El encuentro, auspiciado por el Gobierno y cuyo lema es “remesas productivas”, busca facilitar a los migrantes oportunidades para invertir en proyectos, iniciar un negocio con sus remesas o encontrar socios comerciales que les provean de forma directa en EE. UU.

La mayoría de los participantes son microempresarios, que exponen sus productos y proyectos de inversión, que van desde alimentos procesados, artesanías, productos agrícolas a servicios.

“Sobresalen en este encuentro la exhibición de 10 microfranquicias guatemaltecas que buscan inversionistas

La meta prevista, en los dos días, es la concentración de negocios por Q10 millones.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Un original hotel

Aunque desde la costa no parece un lugar impresionante, esta casita roja en mitad del lago Mälaren, cerca de Estocolmo, esconde un secreto: una habitación bajo el agua, a tres metros de profundidad y a un kilómetro de la costa. Para llegar hasta este idílico enclave, el hotel pone a disposición del cliente una barca de remos para navegar por el lago.

Este proyecto del sueco Mikael Genberg se llama Utter Inn (utter en sueco significa nutria) y fue construido en el año 2000. Por un pequeño precio adicional, el propietario ofrece cena a los huéspedes pero la mayoría se preparan ellos mismos la comida. La vista del lago espectacular y la experiencia (sobre todo en verano), única.

Restauran Hollywood


Los Ángeles. Colgados de arneses, azotados por el viento y a merced del sol californiano, Víctor Galindo y su equipo hicieron de cirujanos de espray y brocha gorda para quitarle unos años de encima a las icónicas letras que tantas veces habían visto de lejos y nunca imaginaron que se convertirían en parte de su vida.

"Se siente uno contento, da como orgullo.Tengo desde chiquito mirando el letrero... (aunque) yo quería venir a pasearme, no quería venir a trabajar", aseguró Galindo a Efe en una entrevista realizada a los pies de la "W" antes de darle a la consonante los últimos retoques.

A sus 37 años y con casi dos décadas de profesional, este capataz natural de Tijuana fue el encargado de comandar la tarea sobre el terreno donde hoy le acompañó Juan Reyes, de 26 y más de 6 años en un oficio que le ha permitido tener una experiencia única.

"No mucha gente puede acercarse tanto a las letras", comentó el joven hispano cuya familia procede de El Paso.

El acceso hasta la base del emblema angelino, ubicado en terreno público, está prohibido y vigilado, aunque no faltan quienes se atreven a transgredir la ley por senderos empinados para tocarlo.

Esta situación hizo que para la decena de latinos afanados en esa tarea, la mayoría de origen mexicano y salvadoreño pero criados en Los Ángeles, el encargo laboral fuera algo muy grande, según dijo Galindo, y no solo emocionalmente.

El letrero de Hollywood tiene una altura equivalente a una vivienda de cuatro pisos y una longitud de 137 metros.

Para completar el trabajo se necesitaron 9 semanas y 2 toneladas de pintura provista por la compañía Sherwin-Williams, que se asoció con The Hollywood Sign Trust para sacar adelante el proyecto.

Se trató de la mayor restauración del símbolo en casi 35 años y para ello hubo que decapar cada una de las letras hasta llegar al metal oculto bajo 10 capas de pintura deteriorada.

Después, se aplicó un producto anticorrosión y dos manos más de pintura.

"Es difícil cuando están los barrancos así, que hay que colgar las canastas, hay que tirar todo el material y bajar toda la herramienta para acá arriba con puro lazo", comentó Galindo.

Desde The Hollywood Sign Trust, entidad sin ánimo de lucro que vela por el mantenimiento del ahora lustroso cartel, se confía en que este arreglo deje las letras relucientes durante los próximos 7 años.

"Más adelante habrá que ponerle un poco de maquillaje, aunque no tendremos que volver a rascar hasta el metal", afirmó Chris Baumgart, el presidente de esa organización, quien confirmó que la puesta a punto del letrero sirvió para constatar que estructuralmente está en una condición excelente.

El icónico cartel fue levantado como "Hollywoodland" en la ladera del monte Lee, en lo que ahora forma parte del parque Griffith, en 1923 como un reclamo inmobiliario que en los años sucesivos se transformaría en un lugar de interés turístico asociado a la industria del cine.

Su historia, como toda buena película, no está exenta de drama. En 1932 una joven actriz, Peg Entwhistle, se suicidó saltando desde lo alto de la letra "H" y en la década de los 40 el símbolo entró en una severa fase de deterioro hasta que en 1949 la ciudad de Los Ángeles decidió restaurarlo.

Fue entonces cuando perdió su terminación "land" para quedar como "Hollywood".

Nuevamente en 1978 fue necesario que las autoridades, con el apoyo de famosos como el cantante Alice Cooper o el millonario fundador de la revista Playboy Hugh Hefner, intervinieran para conservarlo tras una plaga de termitas y algunos incendios provocados.

Se decide reemplazar las viejas letras de madera por unas nuevas metálicas y la ciudad se queda sin su cartel durante tres meses.

Desde entonces, Hollywood mira firme a Los Ángeles desde su atalaya donde cumplirá 90 años en 2013, ahora con una nueva cara, a merced de la naturaleza y las películas apocalípticas que tanto disfrutan destruyéndolo. EFE